Por Agustín Espósito

 

          Seguro muchos de ustedes estarán pensando, "¿qué hace un hombre escribiendo sobre la brecha salarial en las mujeres?". Pues pensamos igual. Aunque la verdadera pregunta debería ser, el porqué todavía se sigue hablando sobre estas temáticas. La respuesta es simple; post marxismo cultural. Es decir, buscar un grupo social antiguamente oprimido y usarlo como nueva clase proletaria frente a la eterna burguesía el hombre blanco heterosexual capitalista, el juego del opresor vs oprimido. Entendemos que suena ridículo, pero para aquellos que quieran más información “El libro negro de la nueva izquierda” es la mejor opción para empezar.

           El mito de la brecha salarial siempre estará presente, es el arma de guerra revolucionaria de la izquierda. Por este motivo, me he dedicado, en esta lucha cultural, a dar por finalizado el mito que lleva casi tanto tiempo como los malos gobiernos en Argentina. O al menos, si siempre estará presente, como la creencia del “buen socialismo”, entonces este artículo será nuestra arma.

           Si existe algo que nos demostró el feminismo radical, no es solo su desprecio por la higiene y salud, sino también su desprecio por la ciencia, aquella rama con contenidos objetivos y verificables que destruyen argumentos basados en teorías absurdas. La poca tolerancia y agresión son también parte de este movimiento.

           Platón dijo “no hay nadie más odiado que aquel que dice la verdad”, por lo tanto, si a lo largo del artículo el lector llegase a sentirse intimidado ante la verdad, recuerde que no está solo... estoy seguro de que alguien con vello azul en las axilas se enoja también mientras lee esto.

Para explicar el porqué hombres y mujeres ganan distinto trataré de ir por distintos puntos. Entender las distintas diferencias biológicas es el factor clave para luego ver ciertos patrones a la hora de elegir decisiones de la vida.

Diferencias biológicas:

«No hay ninguna mujer Mozart, porque tampoco hay una como Jack el destripador ». (Camille Paglia)

En general los hombres prefieren trabajar con “cosas” y muestran más interés en lo realístico e investigativo. La mujer, en general, prefiere lo relacionado con las personas, lo biológico y muestra más interés en lo artístico y en lo convencional. “Se sugiere que el género y las diferencias individuales relacionadas con el género dentro de los sexos, están fuertemente vinculadas a la dimensión Gente-Cosas de los intereses vocacionales(…) los intereses podrían tomar un rol crítico en la ocupación en términos de género y su disparidad en las materias STEM (ciencia, tecnología, ingeniería y matemáticas).”₁ Entender esto es de suma importancia porque, si bien se pueden dar excepciones, veremos ciertos patrones que se cumplen a lo largo de todas las decisiones. Desde chicos, niños y niñas, muestran signos de comportamiento diferente, es decir vemos niños jugando, en general, con autos, espadas, pistolas, mientras que las niñas, también en general, con muñecos o juguetes con rostros. Por lo tanto, no le compren a sus hijos muñecos bebés, no importa cuántos cursos de deconstrucción de género hayan realizado.

Seguramente algunos lectores se habrán detenido en el párrafo anterior para pensar que en realidad es el sistema capitalista, dominado por los hombres, el que nos empuja de cierta manera a comprar ciertos juguetes para reproducir futuros roles en la sociedad. Para algunas personas, el
tema de la diferencia de género en la elección de juguetes es controvertido, porque creen apasionadamente que tales diferencias de género no deberían existir. Para otras personas
el tema es trivial, porque para ellos es totalmente obvio que existen diferencias de género en la elección de juguetes.”

No solo averiguamos que los niños prefieren ciertos juguetes, también que existen estudios que demuestran la irritabilidad de los guerreros de la justicia social que niegan la diferencia entre los géneros.

Si llegasen a necesitar más evidencia; un estudio en la universidad de Stanford en la que se observó que los bebes de 7 meses, “una edad muy temprana pare reconocer el sexo propio y el ajeno”, presentaban comportamientos muy controversiales; los varones elegían los juguetes para
empujar, como autos, mientras que las niñas elegían juguetes con rostros, es decir muñecas o muñecos bebés. El mismo comportamiento se observó en chimpancés. Los machos y hembras se comportaban de la misma manera que los bebés humanos. “(…) no podemos, entonces, decir que existe una sociedad simiesca patriarcal que obliga o motiva a los monos machos a jugar con autos y a las hembras a jugar con otros muñecos” ₃ . “En la adultez las mujeres permanecen más orientadas a los rostros y los hombres a las cosas” ₄ “(…) no solo la estructura del cerebro es diferente entre los sexos, sino también la forma en la que realizan una tarea es diferente. Los hombres en general son más eficientes para ciertas tareas.” ₅ Las niñas prestan atención a los estímulos sociales como los rostros y las voces humanas; las mujeres son más empáticas. La mayoría de los niños prestan más atención a los estímulos espaciales no sociales, como el movimiento de un móvil que cuelga sobre una cuna. En general, las hembras son más empáticas y los machos son más analíticos

Las diferencias de los cerebros de hombre y mujer son demasiadas como para ser cubiertas en su totalidad en este artículo. Pero las mencionadas anteriormente son suficientes para posteriores apartados.

A nadie le gusta los estereotipos, pero estos se crean basados en experiencias y en lo que generalmente observamos. No estaría mal, por lo tanto, después de leer esto, entender el porqué las mujeres dominan campos como la enfermería, medicina, psicología, recursos humanos,
biología o arte
. Mientras que los hombres suelen verse más en carreras como mecánica, construcción, informática, o ciencias pesadas como física o astronomía.

Diferencias en la personalidad.

«Hay un rasgo de personalidad conocido como amabilidad. Las personas agradables son compasivas y educadas. Y a las personas agradables se les paga menos que a las personas desagradables por el mismo trabajo. Las mujeres son más agradables que los hombres. ». (Jordan Peterson)
 

Hombres y mujeres actuamos muy distinto. Esto es algo a celebrar, ¿acaso imaginan un mundo donde somos todos iguales? Sería el sueño del Marx, pero la pesadilla para algunos. Y se transformó en pandemónium para otros. No solo elegimos distintos juguetes, videojuegos y hobbies, dentro de las más importantes diferencias a reconocer en los sexos es el rasgo de la “amabilidad”- su término en inglés “agreeableness”-, o “ponerse de acuerdo”. Esta diferencia para el sexo femenino es su capacidad para ponerse de acuerdo más rápido ₇ , a diferencia de su contraparte que siempre está compitiendo para ver quién tiene el “motor más grande” o los zapatos más largos.

Una referencia en el mundo laboral en cuanto a este rasgo es en el momento de discutir o arreglar el salario, hombres y mujeres no compiten de la misma manera. ₈ “Cuando la discusión por el salario estaba implícito, hombres y mujeres no presentaron diferencias, pero cuando estaba explicito el arreglo salarial, los hombres solían ser quienes trajeran la conversación a la entrevista”. Después de todos, los precios son subjetivos y están determinados por la oferta y la demanda.

Aunque no todo es de color rosa para los hombres, estos últimos son también quienes más torpemente se comportan. ¿Quién nunca escuchó la frase “Por qué los hombres vivimos menos” después de haber cometido una tontería? Muchos encuentran cómicas estas acciones, después de
todo, los hombres son más temerarios y aventureros. Pelear el salario es una de sus características. Morir más jóvenes y ser mayoría en los accidentes laborales, también, “(…) nuestro análisis muestra que los hombres generalmente muestran rasgos de confianza, mayor esperanza de
éxito, menor miedo al fracaso y menor amabilidad
, todos estos rasgos están asociados positivamente con las ganancias” ₉
 

Un rasgo de gran importancia es la capacidad de sentir empatía el cual es un rasgo más predominante en el sexo femenino. La finalidad de una empresa es acumular capital para el desarrollo de su comercio y posterior mejoramiento en la calidad de vida de sus empleados, y clientes, por lo tanto no sería sorpresa que el sexo femenino sea mala elección para trabajos de estrategias de cobranzas, ventas, política o cirujano.
 

Carreras elegidas:

«Son nuestras elecciones las que muestran lo que realmente somos, mucho más que nuestras habilidades» (J.K. Rowling)

Por años se ha estado discutiendo con cierta emoción, la poca cantidad de estudiantes mujeres de carreras de tipo STEM (ciencia, tecnología, ingeniería y matemática).
La respuesta que de feministas a través de redes sociales como Twitter o en libros de fantasía, se basa desde la crianza con la familia y luego la sociedad. Se culpa a estos de cierta manera empujarlos a jugar desde pequeños a ciertos juguetes que generarían comportamientos buscados.
 

En serio: estoy pidiendo que alguien haga un estudio a gran escala de cómo esto tendría base empírica. Estoy seguro que fanáticos de Harry Potter, la astrología, el patriarcado y otras ficciones, estarán contentos de realizar. Pero desilusionados al finalizar.

No existe en sí una sub-representación de las mujeres en los campos de la ciencia. ¡La medicina, la enfermería, odontología y psicología también son ciencias! ¿Por qué habríamos de depreciar estas carreras que son de suma importancia en la salud de las personas? La respuesta a esto es el feminismo radical, o de la 3era “ola”.La “sub-representación” de que se habla, sin embargo, es en carreras del tipo STEM. La explicación podría ser por diferentes razones:

Si prestamos atención a lo explicado anteriormente podemos entonces ver ciertas similitudes entre carreras y oficios. Algunos científicos concluyen que ciertas carreras requieren de cierta “brillantez” o “genio”, no solo el trabajo duro, y usan la siguiente metáfora “Sherlock Holmes y Hermione Granger, ambos muy sabios, pero Hermione estudiaba muchísimo y el otro era más innato” ₁₀ . Ciertamente si nos basamos por ejemplo en el IQ, que ya bastante controversia genera por no ser indicador de la inteligencia pero sí de la capacidad intelectual -que no es lo mismo-, notamos en la famosa curva campana vemos que en el medio se encuentran la mayoría de las personas con un IQ promedio, mientras que en ambos extremos, se encuentran por un lado los individuos con un IQ más alto y estos suelen ser hombres razón por la cual, grandes
descubrimientos y grandes matemáticos suelen ser hombres. Algunos pensarán esto como un “Ajá, esto es machismo”, pero lamentablemente para los guerreros de la justicia social, los hombres también representan la mayoría en la sección más baja del IQ, razón por la cual existen más hombres en las cárceles. Dentro de la población general, el retardo mental es más común en los hombres que en las mujeres.

Otra de las explicaciones que dan los psicólogos es la que ya hemos explicado anteriormente. Existe evidencia en los gustos por ciertas cosas entre los sexos; las mujeres suelen elegir carreras más relacionadas con las personas o los seres vivos, mientras que los hombres suelen irse a aquello que está relacionado con las “cosas”.

La única manera de terminar con esta injusticia de las decisiones tomadas libremente por las personas basadas en sus gustos personales que traen consigo felicidad sería con políticas que limiten los cupos según el sexo, en otras palabras medidas fascistas en universidades públicas o
medidas empobrecedoras en universidades privadas. En el socialismo del siglo 21 se rebajan a emplear métodos ridículos como la deconstrucción y el cambio de sexo en el DNI, para que sean “hombres” quienes dominen ahora los campos de mujeres. Aunque nosotros entendemos algo, no importa el nuevo DNI, igualmente podes tener cáncer de próstata.

Tomemos como ejemplo el censo en la Universidad de Buenos Aires del 2011 ₁₂ , aquella universidad en donde sus estudiantes suelen ser adoctrinados; “la distribución de los estudiantes de grado de la UBA por sexo da cuenta de una mayor presencia del sexo femenino, con el 60,9% de estudiantes mujeres.” “(…) hay un predominio de varones en: Ingeniería (con el 80,5% de población masculina), Agronomía (60,2%), y Ciencias Exactas y Naturales (52,9%). Por otra parte las mujeres, en las Facultades de Psicología, Odontología, Ciencias Veterinarias, Farmacia y Bioquímica y Medicina, la proporción de mujeres supera el 70% (81,7%, 78,5%, 74,4%, 73,6% y 73,1% respectivamente)”. Al igual que entre los estudiantes de grado, el subgrupo de mujeres exhibe una participación mayoritaria frente a los varones. Esto se ve reforzado en el último periodo, con un incremento relativo de esta sub-población que supera el 60% de participación. En consistencia con el perfil de la totalidad de los estudiantes de grado, la mayoría de los estudiantes extranjeros son mujeres (60,3% mujeres y 39,7% varones). Estos 2 últimos puntos parecieran ser de poca importancia para las militantes del feminismo.

Miremos el siguiente gráfico




 

¿Vieron un patrón? Nosotros sí. Medicina, por ejemplo es claro ejemplo del patrónnte-Cosas que mencionamos anteriormente. Del mismo modo ciencias económicas y exactas.

Si entendemos la importancia del libre mercado vemos que los sujetos que tienen capacidad de razonamiento eligen libremente ciertas carreras en las que escasean el sexo opuesto.

Donde no están los hombres, las mujeres se ocupan y viceversa. Después de todo no existe nada mejor que un empleado que se presenta a trabajar por pasión a su oficio.

Trabajos elegidos:

«Muchas de las mujeres se gradúan en estudios de género (…) y cuando llegan al mercado laboral se dan cuenta que no encuentran trabajo» (Christina Hoff Sommers)

No solo importa el tipo de carrera que se elija. No importa que se hayan graduado con una Licenciatura en Estudios de Género o Queer, física teórica o docencia, algunos trabajos tan solo son más remunerados que otros. Si bien el sexo masculino suele ser el que más presencia tiene en campos donde existe mayor remuneración, también necesitamos entender que el dinero no lo es todo, la felicidad y el disfrute de un trabajo tal vez poco remunerado pueda ser el fin para muchos.

En países como Inglaterra ₁₃ , para muchos hogar del movimiento de igualdad de los sexos, la representación en ciertos oficios es la siguiente:

El top 10 trabajos dominados por el sexo masculino representan técnico mecánicos, carpinteros, soldadores, electricistas entre otros más del 90%. ¿Recuerdan lo visto anteriormente?


Observemos ahora los datos del top 10 representados por mujeres.

No se preocupen, nosotros también vimos el mismo patrón.
 

Datos en Estados Unidos: Veterinarias: en el 2016 en EEUU representaron el 59.1%, Farmacéuticas- otra que es con personas- y con química: 2016 54.6%, Pasteleras 54%Servicios sociales y de comunidad: 69.3%. Todas actividades relacionadas con lo biológico, lo preferido por las mujeres. Pastelería, química y farmacéutica les dejo a su criterio el porqué podrá ser. Si esto llegase a ofender, entonces eso es porque el feminismo generó que en cualquier ambiente en el que no triunfe una mujer y sí un hombre, será mal visto...el feminismo es el problema... pero de esto hablaremos más adelante.

SI miramos el gráfico, materias como física y matemática avanzada (puramente de lógica y "cosas", no biología) aún en países con mayor libertad y paridad de género como Noruega, Eslovenia y Suecia, son dominados por hombres. Esto es fundamental porque incluso en países donde existe la mayor libertad en las personas, el comportamiento sigue siendo el mismo. En general las mujeres no prefieren estos trabajos.

Una carrera u oficio que no necesariamente requiere de mucha formación académica podría ser la programación que es de aquellas con amplia salida laboral y sus empleados gozan de salarios bastante altos. Sin embargo aún seguimos viendo un mismo patrón en estos trabajos. Si
consultamos la investigación que realizó el sitio web StackOverFlow ₁₄ , hogar de muchos programadores de todo el mundo, en el que participaron 65.000 personas, solo el 12% eran mujeres. En una investigación más reciente solo el 8%.

El mundo IT es demasiado amplio pero dentro de la programación existen 2 ramas. Una de ellas es la parte de Back-End que son todos los algoritmos lógicos, es decir, son todos los procesos que ocurren que nosotros no vemos. Luego la parte del Front-End que es el diseño de lo que sí podemos ver. Este último no requiere de conocimiento lógico-analítico porque no se diseñan algoritmos, es más artístico. Adivinen quiénes son su mayor representante… correcto. Por otro lado el trabajo de Back-End es el más amplio y con mayor dificultad por ende si entendemos cómo se
determina un precio 
es lógico que quienes trabajen en estos puestos sean quienes mayor remuneración consigan.

Ni siquiera Facebook con su inmenso esfuerzo por censurar personas y seguir con las políticas sociales del socialismo del siglo 21, puede lograr de cierta manera “equilibrar” sus trabajadores. Tan solo el 35% de sus empleados son del sexo femenino.

 





 


En EEUU durante el 2017 el 94% de los empleados en que se dedican a cuidar a niños (Child Care Services) son mujeres y el salario medio anual de los trabajadores de cuidado infantil era de $ 23,760. Mientras que en el empleo de leñador eran solo el 2.9% mujeres trabajo en el que ganan $42.310 dólares anuales.

La menor aversión al riesgo de las mujeres puede estar explicando que compitan por trabajos más estables pero peor remunerados, mientras que una actitud más amable o nerviosa puede perjudicarles en negociaciones salariales. ₁₆

En resumen, nos gustan cosas distintas. La naturaleza nos hizo distintos, y el capitalismo es el único sistema donde las diferencias entre los sexos se aprovechan para beneficio de todos. Las decisiones son tomadas de manera voluntaria. A las mujeres, simplemente no les gusta ciertas tareas como tampoco a los hombres les gustan tareas del género opuesto. Curiosamente en individuos homosexuales ocurre al revés.

Si en algún momento llegan a tener la desdicha de escuchar sobre la poca cantidad de mujeres en ciertas carreras, entonces dígale a quienes estudien las carreras que vimos arriba y hágale cambiar de carrera. También podríamos decirles a las mujeres que se abran una industria leñadora en la que solo empleen fuerza de trabajo femenino. Les aseguro que los precios se irán por las nubes.

Horas trabajadas:
«No hay sustituto para el trabajo duro» (Thomas Edison)
Como ya hemos visto la carrera y el tipo de trabajo no son siempre los únicos factores a tomar en cuenta para ganar más o menos dinero. El factor horas de trabajo también tiene una gran importancia. En 1998, alrededor del 4 por ciento de los trabajadores de tiempo completo estuvieron
ausentes de su trabajo durante una semana laboral promedio, lo que significa que trabajaban menos de 35 horas durante la semana debido a lesiones, enfermedades o una variedad de otras razones. Aproximadamente el 5,1 por ciento de las mujeres (incluido el 5,6 por ciento de las mujeres de 20 a 24 años) estuvieron ausentes en la semana promedio, en comparación con el 2,7 por ciento de los hombres. Entre los que estaban ausentes, las mujeres tenían algo más de probabilidades de estar ausentes por razones distintas a las lesiones o enfermedades. Un tercio de las ausencias de mujeres en comparación con menos de una cuarta parte de las ausencias de hombres se atribuyó a otras razones. ₁₇

En todos los países de la unión europea, exceptuando Chipre, la tabla de ausentismo laboral fue más alta en mujeres que en hombres. La diferencia más grande fue en Lituana, uno de los países con mayor libertad económica y paridad de género, en donde las diferencias eran 2 y medio veces más grande que en hombres. Lo mismo sucedía en Letonia, su país vecino, Hungría y Polonia.

En el siguiente gráfico observemos las distintas ausencias en países por sexo.



 

En el gráfico podemos ver como los hombres suelen ser quienes más trabajan en general en cada país por semana mes y año.

 

 

Según el estudio de PewResearchCenter ₁₈ , entre las madres con hijos de menos de 18 años que trabajaron alguna vez, la mitad (53%) dijeron que tuvieron que tomarse un tiempo significativo fuera del trabajo para sus hijos, y el 51% dijo que tuvieron que reducir sus horas laborales. La gran
mayoría de estas madres dijeron que estuvieron felices de haber tomado estas tareas a pesar de que interrumpió en su carrera laboral.

Se examinaron cerca de 3.000 artículos del New York Times sobre la ausencia laboral desde 1851 hasta 2004, centrándose en las 167 noticias que mencionaban a las mujeres. En general, encontraron que la ausencia de las mujeres tenía menos probabilidades de estar asociada con el castigo que los hombres, y la ausencia de las mujeres rara vez se consideraba desviada. No solo trabajan en general menos sino que también reciben menos sanciones. ₁₈

Investigación del 2016: Las mujeres se toman más tiempo de vacaciones que los hombres después de adoptar o tener un hijo. La media de fue de 11 semanas para mujeres y una semana a hombres. 47% de las madres que tomaron tiempo fuera del trabajo LUEGO de la adopción o nacimiento del hijo, fue un total de 12 semanas. ₁₉

Los datos que leerán a continuación son un arma perfecta en cuanto a ironías. En el año 2018 una mujer feminista- seguramente con su pelo color natural- y doctora en economía de launiversidad de Harvard quiso encontrar la brecha salarial y no pudo encontrarla. Pero encontró, sin embargo, la explicación de otros factores. ₂₀

La recolección de datos de la Oficina Estadística de empleo muestra que el promedio de horas laborales por día en hombres fue de 7.9 en el 2019, mientras que las mujeres 7.32. En el año 2020 en plena azote de la pandemia y las cuarentenas que gobiernos socialistas ejercieron los hombres trabajaron un promedio de 8.01 horas por día mientras que su contraparte solo 7.18. En cuarentena los hombres aumentaron sus horas laborales mientras que las mujeres la disminuyeron.

La doctora concluye: “(…) es verdad que las mujeres suelen estar a cargo de la casa y de la familia, pero no se deberían quejar que si alguien trabaja menos entonces ganará menos. Y nadie las obligó a ser madres. El riesgo de la poca ganancia salarial está presente. Por eso decimos que las mujeres no pueden con todo o no deberían pensar que pueden con todo.

El mero hecho de ser madre constituye una gran responsabilidad y por más que el feminismo trate de dar mala reputación a aquello que debería ser considerado lo más importante en el mundo, las mujeres se dan cuenta que tener hijos las satisface. Escribiré un artículo más adelante
sobre esta temática . Durante su análisis la doctora en economía pone el ejemplo de 2 personas recibidas en derecho de la misma universidad:

Si consideremos una pareja de graduados en una prestigiosa escuela de leyes, y toman un trabajo muy buen pago en firmas que demandan varias horas. La evidencia sugiere que es muy probable que tengan el mismo salario. Pero algunos años más adelante, uno de ellos probablemente la mujer- termine decidiendo renunciar por prácticas más pequeñas con menos horas y más flexibilidad horario. Sin embargo, aún así ganará menos dinero y es aquí de donde sale la famosa diferencia de 78 centavos menos por hora.” La autora explica que los salarios/hora no son un fenómeno lineal sino que la remuneración del empleo por 8 horas no solo es más alta sino que es más alto en hora/trabajo. Es una manera de incentivar a que se trabaje más tiempo.

En un estudio laboral en 2018 ₂₁ , se estudió la brecha salarial entre los conductores de Uber en EEUU (+1M de trabajadores): la brecha salarial se encuentra en más del 30% para hombres. Pero si miramos las diferencias en el salario bruto medio por hora se debe a tres factores:

Experiencia en plataforma: los hombres tienden a trabajar más horas y aguantan más tiempo en la plataforma, lo que explica el 36% de la brecha.

La velocidad: los hombres tienden a conducir más rápido, lo cual explica el 48% de las diferencias salariales.

El lugar de conducción: Los hombres conducen en zonas de mayor actividad explicando un 28%.

Tareas del hogar:

« El logro profesional conlleva responsabilidades que tienen consecuencias muy altas. Por eso muchas mujeres terminan privilegiando a la familia » (Birgit Nevermann)

Es común que las feministas digan que es una discriminación cuando Recursos Humanos pregunta si planean ser madres en un futuro cercano. A los hombres nos preguntan lo mismo, sin embargo no hacemos berrinche, otra diferencia. Sería absurdo que la empresa NO pregunte algo
como esto ya que independientemente del sexo, las horas laborales se disminuyen por el nacimiento de un hijo. Deberíamos defender la discriminación de cualquier tipo (defendiendo la discriminación) ya que cuanto más rápido genere capital una empresa en el libre mercado, mejores productos y servicios a precios más baratos generará. Se convertirá en un benefactor social.

En España según la Encueta de Población Activa del cuarto trimestre del año 2019, el 23,8% de las mujeres ocupadas trabajaba a tiempo parcial, frente al 7% de los hombres ocupados. Las razones por las cuales las mujeres trabajan a tiempo parcial en mayor proporción son varias, pero ninguna es discriminación. El 22% de estas mujeres alegan que el cuidado del hogar es la razón.

Contra las protestas del feminismo dominante en EEUU, a pesar de recibir menos ingresos, más mujeres que hombres se sienten satisfechas con su trabajo (pinker 2009) aunque todo el mundo prefiere ganar más dinero siendo todo lo demás constante, el salario no es lo único importante y otras cosas como tener más tiempo libre para ocio, relaciones personales, atención a la familia, pueden ser más valoradas ₂₂

Desde 1994 hasta 2014 el porcentaje de mujeres entre 40-44 años que haya parido alguna vez fue aumentando desde distintos grados de educación ₂₃. Las mujeres son ahora más propensas en ser madres, en especial en las mujeres educadas. Cada vez más mujeres trabajan desde casa
comparadas con las mujeres de generaciones anteriores
. ₂₄

El deseo por una familia flexible sigue siendo la razón más importante por el cual el 90% de madres trabajan desde casa Según una investigación las madres que se quedan en casa son más felices. Solo 1 de cada 7 mujeres no lo son de estas. ₂₅

Francisco Aguayo, sicólogo de la U. Católica experto en masculinidad. “(…) y es que, simplemente, a ellas les importa mucho más el tema, lo que las hace partir en desventaja en la carrera por la felicidad. En la última Encuesta de Salud y Calidad de Vida, el 42% de las mujeres dijo que siempre o casi siempre pensaba en la casa y la familia mientras estaba en el trabajo. Sólo un 15,5% de los hombres afirmó lo mismo. Según una encuesta norteamericana, del Families and Work Institute, en 1992 un 57% de las profesionales quería más responsabilidades en el trabajo. El año 2007, ese porcentaje bajó a un 28%. "El logro profesional conlleva responsabilidades que tienen consecuencias muy altas", explica Birgit Nevermann. "Por eso muchas mujeres terminan privilegiando a la familia". ₂₆ Las madres que se quedan en casa sufren menos y son más felices. Las mujeres casadas son más felices que las solteras y las que co-viven. ₂₇

Cualquiera puede llegar a ser del famoso 5% más rico o exitoso. Pero todo tiene un costo, se deberán sacrificar muchos aspectos de la vida como tiempo con la familia, amigos o hobbies, razón por la cual vemos a muchos actores o grandes empresarios volviendo a una vida más tranquila y razón por la cual también vemos un éxodo de mujeres que prefieren estar en casa y no en el trabajo.

El techo de cristal:

«Si desea ocupar la C-suite o la décima parte superior del 1% en cualquier organización, debe dedicarse obsesivamente a su carrera a expensas de todo lo demás. Y las mujeres miran eso y piensan, “no” » (Jordan Peterson)

El término techo fue definido por primera vez en 1986 como una serie de barreras invisibles que dificultan que mujeres altamente cualificadas alcancen los niveles jerárquicos mas altos en las empresas.

Para responder esto solo tenemos que ver todo lo demás aclarado arriba, también existen más hombres que mujeres en los mercados laborales de gran competencia y éxito.

Dentro de la medicina como ya vimos antes, 7 de cada 10 son mujeres ₂₈ pero no todas llegan a puestos más altos. Algunos puestos requieren de mucha competencia, liderazgo e incluso en situaciones de extrema delicadeza como operar a un paciente, el sexo masculino suele tener en sí
mismo más confianza y menos miedo.

Esto podría sonar machista, pero les aseguro que todos querrán al que no tiene miedo mientras traten a un paciente. Las mujeres son en general menos confiadas que los hombres. ₂₉

En el diario clarín sobre una nota al respecto del techo de cristal en medicina: (…) que haya menos varones depende más bien de una cuestión económica ya que hay otras profesiones más redituables, asegura la doctora Kumiko Eiguchi, representante de Argentina ante la Asociación
Internacional de Mujeres Médicas (MWIA) y consultora de la carrera de Medicina en la Universidad del Salvador. “(…) los hombres suelen elegir el pluri-empleo mientras que las mujeres médicas prefieren puestos más estables, priorizando la relación con pacientes y colegas por sobre los
ingresos
. Esto mismo ya lo hemos leído más arriba, la priorización de las relaciones sociales por sobre el dinero. “Es una carrera que no reditúa económicamente y hay que estudiar mucho, son muchos años. Esa puede ser una explicación de por qué cada vez se anotan más mujeres y menos hombres” ₂₈

No es ya suficiente con ver que la mujer tiene un rol bastante importante graduándose más y tomando gran lugar en la medicina, sino que el feminismo se encarga de seguir buscando aquello en lo que aún no logran ganarle al hombre, ya no se trata de conseguir igualdad sino que es una competencia, lo cual sería perfecto si se tratase de una competencia en cuanto a mérito, pero aquí la competencia es con la mano del estado.

Más hombres prefieren otros hombres para trabajar. Nos dirán que entonces esto es machista, en realidad sería sexista ya que se discrimina según el sexo. Lamentamos desilusionarlos si pensaron que esto sería una buena excusa para raparse el pelo y militar en marchas feministas. La realidad es que las mujeres también prefieren otros hombres para tener como jefe, desmontando la idea del techo de cristal
 

Preferencia en cuanto al sexo

«Cuando se pierde el debate la calumnia se convierte en la herramienta de los perdedores» (Sócrates)

Cuando después de dar datos y el debate se pierda, las farsas y las calumnias es la herramienta del feminismo. Nos dirán que existe una
preferencia en cuanto al sexo masculino. Esto también es falso.

En un artículo de PsycologyToday ₃₀ , la doctoro muestra que las mujeres no son más agresivas que los hombres ni los hombres más agresivos que las mujeres en el trabajo. Más bien lo que sucede es que en los puestos altos donde uno tiene al mando a distintos empleados suelen darse situaciones de "dominio" o de bullyng. En general son los hombres quienes más hacen esto pero solo por el hecho de que son los hombres quienes más llegan a estos puestos laborales. En general las mujeres suelen ser más agresivas entre ellas. Y las que llegan a puestos de alto rango en empleos importantes, suelen copiar los rasgos de los hombres es decir un carácter más autoritario y agresivo con sus compañeros.

Si esto no llegase a ser suficiente y se siga insistiendo, un dato clave es entender que mismo las propias mujeres quieren un hombre a una mujer como jefe. En compañías como Amazon se introdujo un sistema de filtrado de curriculum con el objetivo de eliminar parcialidades a la hora
de valorar la identidad de los candidatos gracias a la inteligencia artificial. Sin embargo las mujeres no accedían a puestos relacionados con el desarrollo de software y otros puestos técnicos bajo dicho sistema por lo que la compañía debido a presiones de feministas radicales, eliminó la herramienta.

Unas científicas feministas hicieron un experimento en la que los participantes tenían una voz distinta a la de su sexo. Los candidatos se presentaron a las entrevistas para los empleos y a través de un software los hombres sonaban como mujeres y estas como hombres. El resultado
sorprendió a las autoras del experimento cuando se dieron cuenta que aún así con las voces invertidas, los hombres fueron los que llegaron al final de cada entrevista. ₃₂

En España el Informe Anual de la Inspección de Trabajo y Seguridad Social del año 2018, se iniciaron 1046 actuaciones por discriminación por razón de sexo en relaciones laborales. De estas solo el 2.4% acabó en infracción. Sumando otro tipo de actuaciones relativas al acoso sexual o el no
respeto a la conciliación de la vida familiar, la cifra se eleva hasta los 5722 casos, siendo finalmente considerados como infracción el 2.6% del total. ₂₁

Los mismos de la CNN₃₁ dicen que no pudieron encontrar evidencia de sexismo al contratar empleados. Y lo que hicieron entonces fue crear una serie de exámenes de estilo RRHH sin aclarar el sexo en el examen. “Lo que encontramos nos sorprendió. Las mujeres tenían una ventaja general de 2 a 1 al ocupar el primer lugar en el puesto en todos los campos estudiados. Esta preferencia por las mujeres fue expresada por igual por miembros de la facultad, hombres y mujeres, con la única excepción de los economistas hombres, quienes eran neutrales en cuanto al género en sus
preferencias.” En algunas condiciones, la ventaja de las mujeres llegó a 4 a 1. Cuando se comparó a las mujeres con los hombres que compartían el mismo estilo de vida, se obtuvieron ventajas para las mujeres en todos los grupos demográficos, incluidas las mujeres solteras o casadas sin hijos, las mujeres casadas con niños en edad preescolar y las madres divorciadas. Si bien las mujeres pueden encontrar sexismo antes y durante la formación de posgrado y después de convertirse en profesoras, el único sexismo al que se enfrentan en el proceso de contratación es un sesgo a su favor.


El único problema hasta aquí para las mujeres es el feminismo. En general pareciera que ambos hombres y mujeres prefieren tener a un hombre como jefe o manager. “La mayor respuesta era que no tenían preferencia pero para los que se animaron a responder, en su mayoría preferían hombres. “₃₃


Un nuevo estudio realizado por psicólogos de Cornell ₃₄ sugiere que la era ha terminado, y en experimentos con profesores de 371 colegios y universidades de los Estados Unidos, los profesores de ciencias e ingeniería prefirieron a las mujeres dos a uno sobre los candidatos masculinos calificados de manera idéntica para los puestos de profesor asistente."La única evidencia de sesgo que descubrieron los autores fue a favor de las mujeres; Los profesores de las cuatro disciplinas prefirieron a las candidatas mujeres a los candidatos masculinos, con la excepción de los economistas masculinos, que no mostraron preferencia de género."

Muchas investigaciones de Pew y Gallup así como también estudios académicos muestran que las mujeres tienen preferencia en cuanto al género de sus colegas y sus jefes, y en larga evidencia suele ser siempre un género, el de hombre ₃₅

En 2011, Kim Elsesser(UNA MUJER) una oradora de la universidad UCLA, analizo las respuesta de más de 60.000 personas y encontró que las mujeres, incluso aquellas que eran "managers" eran más predispuestas a elegir un jefe hombre que mujer. Explicaron que los jefes que son mujeres son emocionales, y usaron términos que a riesgo de usar una mala traducción al español, fueron de "bitchy" y "catly".₃₆

El feminismo moderno tiene una base marxista, que Carl Marx en su 3er volumen de El Capital deja en evidencia. Esquivar la respuesta verdadera sobre cómo se determina un precio. En vez de admitir su derrota sobre su teoría del valor trabajo y la plusvalía del 1er volumen, sigue tratando de explicar un fenómeno totalmente distinto en su 3er volumen. En el libro La conclusión del sistema marxiano esto queda en evidencia. El feminismo parece seguir los pasos de Marx, es decir no quiere ver la verdad, solo busca imponer la suya. Habrán notado cómo cada vez que se encuentra una respuesta se trata de encontrar una respuesta fantasiosa e inexplicable. “Las matemáticas son aburridas, mejor inventemos excusas

La civilización occidental es donde mayores índices de libertad económica disfrutan las mujeres y la mujer en la historia. No se preocupen de todos modos existe una corriente que llamaremos la 4ta ola del feminismo, representada por mujeres que se ocupan de desmentir todos estos mitos y defender al hombre. Incluso cada vez existen menos feministas a pesar de que la mayoría cree en la igualdad de género.

61% de las mujeres EEUU dicen que feminismo es un término apropiado para describirlas. Pero 64% de los americanos dice que el feminismo es "empoderante" y solo 42% lo ve como inclusivo. Al mismo tiempo, el 45% dice que es parcial y el 30% dice que está desactualizado.
Notablemente muchas de las que se identifican como feministas son CRÍTICAS del feminismo
. 43% de los adultos que se identifican con el término dicen que lo encuentran polarizante y 45% como NO inclusivo. ₃₇

En Argentina el 68% de las mujeres no se considera feminista porque encuentran este movimiento como malvado, separador y no inclusivo. La frase “Yo me describo como una feminista”, solo el 32% de las mujeres consultadas respondieron estar en acuerdo con ello. En 2018, esa cifra era levemente menor: 35% Cada vez es menor y lo están abandonando a medida que avanzan los valores morales ₃₈. En Inglaterra solo el 7% lo son. Un 4% no sabe que es el feminismo ₃₉

La historia siempre se repite, hombres blancos pelearon contra otros blancos para la liberación de los negros, hombres contra otros hombres para liberar mujeres, alemanes entre ellos para la liberación de los judíos y hoy día mujeres contra mujeres. Pero de esto hablaré en otro artículo.

 

 

 

 

Las opiniones expresadas en el artículo son propias del autor y no representan necesariamente las ideas y convicciones de Libros Libertarios.